VISITA Y COMPRAS EN PUSHKAR

Home / ASIA / VISITA Y COMPRAS EN PUSHKAR

Pushkar es una ciudad sagrada en el norte de India, según los hinduistas, los dioses dejaron libre un cisne con un loto en el pico y esté dejó caer la flor en la tierra de Brahma. El sitio donde cayó el loto se denominó Púshkar.

Peregrinado por muchos indios, Pushkar es el lugar ideal para detenerse uno o dos días en tu recorrido por el norte de India para relajarte y ¡COMPRAR COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA!

Actualmente Pushkar es un oasis turístico con toques hippies y es famosa por sus bazares, situados en la calle principal y callejuelas que la rodean. Pashminas, ponchos, hamacas, camisetas, pantalones, papelería artesanal, joyería… todo lo que estés buscando lo encontrarás en Pushkar y sus precios, al menos para nosotras, son los mejores de toda India. No te olvides de regatear todo lo que puedas, de lo que te digan empieza siempre por la mitad y seguro que consigues muy buenos precios 😉

A nivel turístico puedes visitar el lago, que se encuentra justo en el centro de esta ciudad-pueblo, los Gaths que lo rodean, el templo de Brahma y un par de templos situados en colinas cercanas para ir a ver el atardecer.

Allí también se celebra la «Pushkar Camel Fair», una feria que tiene lugar durante la luna llena de noviembre.

Nosotras llegamos a Pushkar a las 21h en un autobús local desde Jaipur. Nada más poner los pies fuera del autobús nos asaltaron varios conductores de rickshaw ofreciéndonos hoteles baratos y supercalifrajilísticos. No tuvimos ni que regatear. Los propios conductores se enzarzaron en una batalla de ofertas, bajando el precio cada vez más, hasta igualarse entre ellos. Al final nos decantamos por el HOTEL PUSHKAR PARADISE. Una habitación con cama doble, baño privado y wifi por 200 RP la noche. Imbatible. Eso sí, sin vistas al lago.

Cuando llegamos al hotel nos dijo que las habitaciones “deluxe” se habían terminado. Probablemente nunca habían estado disponibles, pero ya estábamos allí y la habitación y su precio seguían pareciéndonos geniales. ¡Además teníamos tv! Nos hizo mucha ilusión, pero nunca estuvo encendida más de cinco minutos.

Salimos en busca de algo para cenar, pero a las 22h y en una época que, por problemas económicos del país, no demasiada gente visitó India, todos los restaurantes estaban cerrados. Eso sí, pudimos disfrutar de un té con vistas en el LOTUS CAFE.

A la mañana siguiente salimos de nuestro hotel, ya suficientemente descansadas, para explorar Pushkar y sus tiendas ¡Cuánto color, cuántas cosas, cuánta tentación! Al principio quisimos evitar comprar demasiado, pero al final caímos y decidimos enviar nuestras compras a España por correo postal, junto con nuestra ropa técnica para el trekking de Nepal y así poder deshacernos del peso en nuestras mochilas.

Desayunamos en el FUNKY MONKEY CAFE. Un pequeño local situado en la calle principal, con mesitas en la calle, buen café y sandwiches deliciosos. Nos acercamos por la cantidad de gente que vimos desayunando allí. Además su dueño era muy simpático. Nos gustó tanto que repetimos al día siguiente.

Más tarde fuimos hacia la estación de autobuses para preguntar precios para nuestro siguiente autobús, dirección Jaisalmer. Tras hablar con media estación, fuimos a preguntar a un policía que nos dijo que los autobuses a Jaisalmer estaban en otra estación a 1km de la principal, la New Bus Stand. Los billetes no pueden reservarse con antelación, así que lo mejor es preguntar horarios y acercarse veinte minutos antes de la salida de tu autobús. En algunas ocasiones llegan antes de la hora prevista y no paran más de dos minutos.

Ya con nuestra información y nuestro horario de salida planeado volvimos entre vacas, ovejas y perros, al pueblo de Pushkar. Hicimos nuestras primeras investigaciones en alguna tienda y visitamos el templo de Brahma, al que no se puede entrar con cámara de fotos.

Luego fuimos hasta la zona del Camel Bazar, un festival muy importante que se celebra en Noviembre. Lástima, llegábamos un mes tarde. Sólo había cuatro camellos que hacen pequeñas excursiones al desierto ¡Otra vez será!

Esa misma tarde decidimos ir al Savitri Temple, situado en una colina cercana a la ciudad. Puedes ir andando en un paseo de unos 20 minutos y luego subir las escaleras que llegan a la cima de la montaña o bien montarte en el teleférico que te lleva hasta la cima. Nos decantamos por la segunda opción y así pudimos contemplar las vistas de la llanura de Pushkar y el desierto. La verdad que estuvo mejor la caminata que las vistas desde la cima, con la niebla no valió demasiado la pena…

Cuando bajamos del templo nos encontramos con un chico muy simpático que nos llevó a las dos en su moto hasta los Gaths de Pushkar. Paseamos por los Gaths con la música de la Puja que se estaba celebrando y fuimos en busca de nuestras primeras compras.

Un pareo, dos pares de pantalones y alguna que otra cosilla más cayó esa misma tarde. Como decía Estel ¡con estos precios nos obligan a comprarlo! Y tiene razón. De hecho, muchos comerciantes europeos se acercan hasta Pushkar para hacer negocios con los vendedores y exportar mercancías a sus países para hacer negocios con ellas. Incluso conocimos a un chico que trabajaba para una conocida marca de ropa internacional que trabajaba en Pushkar para exportar las prendas a Europa. Pues oye, no es mala idea, ¿no?

Cenamos cerca de nuestro hotel, en la calle principal, en un puestecito de comida con sillas que habíamos visto lleno durante todo el día para comer unas pitas deliciosas. Uhm… sólo con recordarlas ya nos entra el hambre.

Al día siguiente nos levantamos muy pronto para comprar las cuatro cosas que nos quedaron pendientes el día anterior y nos dirigimos hacia la estación de autobuses para ir hasta Jaisalmer.

¡Volveremos a por más Pushkar!

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Nos alojamos en el HOTEL PUSHKAR PARADISE

Habitación con cama doble, baño privado, wifi, tv y una terraza muy coqueta en su azotea. 200 RP por noche.

TEMPLO BRAHAM

Entrada gratuita, la entrada con cámara no está permitida.

TEMPLO SAVITRI

La entrada es gratuita, el teleférico cuesta 90 RP por persona ida y vuelta.

AUTOBÚS

Karwa Bus Stand – La estación principal de autobuses, dónde también encontrarás autobuses privados.

New Bus Stand – La estación de autobuses que utilizamos nosotras. Autobuses locales con más opciones de horarios que los privados. Está situada a un kilómetro de la estación principal.

TREN

Pushkar Terminus Railway

¿Necesitas más información? ¿Quieres compartir tu experiencia en Pushkar con nosotras?

Déjanos un comentario ¡cualquier inquietud es bienvenida!

 

¡VIAJERO! ¿Estás planeando tu próximo destino? Recuerda que por ser lector de La Mochila Inquieta tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes de IATI ¡Haz click en el enlace y te lo contamos todo!