VARANASI, LA CIUDAD MÁS SAGRADA DE INDIA

Home / ASIA / VARANASI, LA CIUDAD MÁS SAGRADA DE INDIA

Para nosotras Varanasi (o Benarés en hindi) fue nuestra puerta de entrada a la India. La ciudad más sagrada del país nos pareció un lugar fascinante a la vez que sucio y caótico. Un lugar destinado a la muerte y al fuego pero también a las flores y al agua.

Se dice que su nombre proviene de su situación geográfica entre los ríos Varaṇā y Asī.

Para los hinduistas, es una ciudad de peregrinación, según ellos todos deben visitarla al menos una vez en la vida. El hinduismo dicta también que morir en Varanasi les libera del ciclo de las reencarnaciones. Es por eso que muchos ancianos, enfermos y moribundos viajan hasta allí para pasar sus últimos días.

Antes de empezar este post queremos aclarar que fuimos en lo que creemos que es una mala época del año para viajar por Uttar Pradesh. Principios de Diciembre. O quizá sólo fue cuestión de mala suerte. El caso es que una niebla demasiado densa no nos permitió ver la belleza de esta ciudad. No pudimos ver amanecer, ni atardecer, ni siquiera la otra orilla del río. Eso sí, la niebla y el humo le daban un toque único al misticismo de la ciudad.

Haga el tiempo que haga aquí te dejamos algunas cositas que ver y hacer en Varanasi:

PUJA EN DASHASHWAMEDH GHAT

Nosotras llegamos por la tarde, a eso de las 17h. Gracias a la recomendación de unas mujeres en el tren nos dirigimos a la zona de Dashashwamedth Gath para ver la Puja. Una ceremonia donde se ofrecen flores y fuego al río Ganges. Un bonito ritual para locales y todo un espectáculo para los turistas, de asistencia gratuita. La ceremonia empieza a eso de las 18h-18.30h. Puedes ver la ceremonia de pie, sentado en las escalinatas, desde algún café o incluso subir a un bote y verla desde el Ganges.

Puja de Varanasi delante del rio Ganges
Puja en Varanasi delante del rio Ganges
Puja en Varanasi delante del Ganges

GATHS

En la orilla del Ganges encontrarás los Gaths, las escalinatas de piedra que descienden al río. Pasear por los Gaths es encontrarse con la vida y la muerte a cada paso que das. En tu recorrido puedes encontrar niños jugando con sus cometas, ancianos moribundos, jóvenes bañándose, mujeres haciendo la colada y vacas. Muuuuuuuuchas vacas.

Cualquiera que camine por los gaths identificará rápidamente el Manikarnika Gath. En él se realizan unas 200 cremaciones al día, abiertas a los turistas. Nosotras ya habíamos estado en el crematorio de Kathmandú y no nos resultó tan impactante pero, de todos modos, asistir a la ceremonia no es para personas sensibles.

El olor a leña y carne de más de 10 piras ardientes envuelve este lugar de incineración regentado por hombres. Las mujeres no pueden asistir a las cremaciones, sólo a las ceremonias después de la muerte y antes de la incineración. Las mujeres turistas pueden asistir, pero en nuestro caso la primera vez nos pidieron que nos pusiéramos en la parte baja del gath, más cerca de la orilla. 

Está prohibido hacer fotos, nosotras no las hicimos por respeto a las familias de los difuntos. Si lo intentas, lo más probable es que no te llamen la atención, pero te pedirán dinero. Ya se sabe… los indios venden cualquier cosa y además, verás a más de uno sacando fotos y vídeos con sus móviles, incluso haciéndose selfies. Muy loco.

Gaths de Varanasi. Manikarnika Gath. Crematorios.

Manikarnika Gath.

Mujeres en los Gaths de Varanasi

Mujeres en los Gaths, esperando a que acabe la ceremonia a la que no pueden asistir.

TEMPLO DORADO

El templo Vishwanath se encuentra entre las callejuelas de la ciudad y es conocido por su cúpula de 750kg oro. Para acceder a él, como turista debes hacerlo por la puerta 2. En el templo dorado está totalmente prohibido el acceso con cámara, tabaco y todo tipo de objetos. Básicamente sólo puedes entrar con tu cartera y tu pasaporte.

Cuando pases el control de seguridad deberás inscribirte en el registro de visitantes en una de las casas delante de la entrada dónde verás la polícia (y si no les ves ellos te verán a ti).

La entrada es gratuita.

AMANECER O ATARDECER DESDE EL GANGES

Esta es una de las cosas que no pudimos hacer en Varanasi y que más rabia nos dió… Ver como despierta la ciudad más antigua de India desde el río Ganges es un espectáculo asegurado. Lamentablemente la niebla nos impedía ver el sol y también cualquier cosa que estuviera a más de 20 metros, ni siquiera la otra orilla del río así que tenemos que volver algún día a resolver este asunto pendiente…

En los Gaths encontrarás un sinfín de personas que te ofrecerán ir a ver la salida o la puesta del sol desde su bote. Lo más típico es ver amanecer, pero a gustos los colores. Para ello puedes dirigirte al Dashashwamedh Ghat (donde encontrarás un buen número de botes) y regatear tu precio el día anterior o ir directamente antes de la salida del sol. Encontrarás gente y buenos precios.

EXPLORAR SUS CALLES

Detrás de los Gaths encontrarás la vida de los habitantes de Varanasi. Las bocinas y las aglomeraciones en grandes avenidas y la vida más sencilla en callejuelas. Sal ahí fuera y explora la ciudad.  

Niña en las calles de Varanasi
Calles de Varanasi
Un tuk tuk en las calles de Varanasi
Calles Varanasi

Tuk Tuk compartido (amarillo y negro): 10-20 INR por persona por trayecto, no paguéis más.
Tuk Tuk privado: 100 INR. 

Naaaada. Todo es gratuito.

El precio por ver amanecer o el atardecer es de unas 100-150INR por persona.

El precio por ver amanecer o el atardecer es de unas 100-150 INR por persona.

Encontrarás muchos alojamientos para mochileros y también de mayor presupuesto en la zona de Assi Gath y de Dashashwamedth Gath. Nosotras nos hospedamos en el ALI BABA GUEST HOUSE en la zona de Dashashwamedth 😉

¿Necesitas más información? ¿Quieres compartir tu experiencia en Varanasi con nosotras?

Déjanos un comentario ¡cualquier inquietud es bienvenida!

 

¡VIAJERO! ¿Estás planeando tu próximo destino? Recuerda que por ser lector de La Mochila Inquieta tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes de IATI ¡Haz click en el enlace y te lo contamos todo!

Related Posts
Showing 2 comments
  • JORDI R.

    La visión de esas piras crematorias es algo que no olvidaré nunca. Recuerdo que me explicaron allí que según el peso de la persona a quemar, calculan la cantidad de madera necesaria. El problema es que Mujal gente no puede pagar la cantidad necesaria y se tiene que conformar con menos madera. Cuando se extingue el fuego puede que el cuerpo no se haya quemado del todo. Cenizas y los restos que queden van todo junto al Ganges. Por ese río puedes ver pasar flotando de todo, literalmente…

    • admin

      A nosotras tampoco se nos olvidarán nunca todas esas imágenes Jordi.

      ¡Mil gracias por tu comentario!

Leave a Comment

Tren IndiaTaj Mahal de Agra