KOH MOOK, UNA PEQUEÑA ISLA ALTERNATIVA DE TAILANDIA

Home / ASIA / KOH MOOK, UNA PEQUEÑA ISLA ALTERNATIVA DE TAILANDIA

Koh Mook es una maravillosa alternativa al turismo masificado y las fiestas sinfín de Tailandia. Una pequeña isla del sur del mar de Andamán, en medio de las ya conocidas Koh Lanta y Koh Lipe. La isla cuenta con un pequeño pueblo, algunos resorts y hoteles y poco más. Por no haber no hay cajeros ni 7eleven, lo que sí encontramos fue algún supermercado local. Es un lugar muy tranquilo y local, dónde disfrutar del paraíso tailandés y la vida de los pescadores de la isla. A nosotras nos encantó y lo recomendamos muchísimo.

En Koh Mook principalmente encontrarás playas, hay dos principales y otras más escondidas. La más famosa está en la Emerald Cave, pero para eso necesitas contratar un barco, te lo contamos más abajo en el post.

Empecemos por las playas principales:

HAAD SIVALAI

Una preciosa y larga playa de arena blanca que se caracteriza por la forma de punta de su arena entrando en el agua del mar. Es la playa más grande y deslumbrante de la isla y en ella se encuentra uno de los resorts más lujosos. Te-la.

CHARLIE O FARANG BEACH

Una playa situada al otro lado de la isla, arena blanca y rodeada de vegetación. Para llegar a ella hay que cruzar un resort (se llama Charlie también).

EMERALD CAVE

La cueva más famosa de esta zona de Tailandia. Sólo se puede llegar en barco o en kayak (esta opción sólo en temporada alta por el fuerte oleaje). Esta cueva se cruza a nado y da acceso a una maravillosa playa escondia entre las típicas montañas kárstikas de Tailandia. Aunque da algo de miedete nadar a oscuras con una sola luz durante 2-3 minutos, la sensación es divertida y se vuelve espectacular cuando llegas a la playa a través de la cueva ¡Repetiríamos mil veces!

PLAYAS SECUNDARIAS

¿Más secundario aún? Sí, es posible. Koh Mook tiene dos playas pequeñas a las que puedes acceder con una buena caminata o bien en barco. Estas dos playas están un poco lejos de las zonas de alojamientos, mejor ve con tiempo y si planeas ir de tarde llévate una luz para la vuelta ¡Es una isla tan auténtica que no tiene luz!

Ao Lo Bang beach: la primera que encontrarás al norte de la isla, a unos 2 km y pico del pueblo de Haad Londung. Es un camino con un poco de desnivel.

Sabai beach: Siguiendo por el mismo camino de Ao Lo Bang, encontramos esta pequeña playa situada a la oeste de la isla, un poco más al norte de la Emerald Cave.

LA EXCURSIÓN

Hay diferentes tours para contratar en la isla. Nosotras alquilamos un bote privado  para 9 personas para todo el día en el mismo hotel por 2.000 baths a repartir entre todos (51,7€) para visitar Koh Kradan y Emerald Cave. Éramos 9 huéspedes muy bien avenidos y cuando le preguntamos a Dada (la magnífica propietaria de nuestro hotel) se lo propus0 a todos los demás y lo organizó todo por nosotros. Empezamos a las 9 de la mañana, fuimos a visitar primero la isla de Koh Kradan y más tarde la Emelard Cave. Volvimos sobre las 4 de la tarde al hotel. El bote nos recogió y nos devolvió en la puerta del resort.

En Koh Kradan pudimos visitar su playa principal y realizar un pequeño trekking hacia la sunset beach, dónde hicimos algo de snorkel y luego volvimos por el mismo camino. Intentamos coger otro camino para la vuelta, pero la jungla estaba plagada de mosquitos y un árbol  y una laguito de agua estancada cortaban el paso en un punto. No lo intentéis y si lo hacéis llevaos un buen repelente.

Estuvimos demasiado tiempo en Koh Kradan para nuestro gusto, así que si decidís contratar la excursión pactad bien los tempos. Dos horas es más que suficiente. Contad un poquito más si queréis comer allí, pero sólo vimos un resort y un “restaurante” perdido por el camino.

Luego vino el plato fuerte… la Emerald Cave. Tan preciosa como contaban. El capitán de nuestro longtail nos dió unos salvavidas (obligatorio ponérselo, sin discusión) y se lanzó al agua, haciendo gestos para que le siguiéramos. Un chaval local se quedó en el bote, no íbamos a tirarnos todos a lo loco. El capitán era el único que llevaba luz así que nos adentramos nadando en una cueva cada vez más oscura. Algún grito por aquí, un movimiento raro por allá y muchas risas nerviosas amenizaron el bañito con fundido a negro antes de dar paso a la luz de la playa. Os recomendamos salir nadando panza arriba, la vista de este regalo de la naturaleza es maravillosa tumbad@ (si llevas salvavidas flotarás así que va perfecto).

Puedes contratar otras excursiones como las 4 islands o (en temporada alta) billetes para ir directamente a otras islas desde Koh Mook. En temporada baja las opciones se reducen pero recomendamos mucho hacer lo que hicimos nosotras. 

DÓNDE DORMIR

En Koh Mook descubrimos otro de nuestro top10 lugares preferidos para alojarse en Asia. Nos enamoramos del lugar por el trato y las condiciones: Koh Mook Garden Beach Resort. Una opción que es válida tanto para mochileros, flashpackers, familias,… para todo el mundo.

Dada, la propietaria del hotel, es una mujer todoterreno capaz de organizar todos tus días en la isla para que la disfrutes al máximo, siempre respetando y adaptándose a los bolsillos de cada uno.

En temporada baja, dispone de bungalows con ventilador por 300 baths (7,75€) o habitaciones de hormigón con aire acondicionado por 400 baths (10,35€) y de vez en cuando podéis negociar los precios. En esta época del año, nos dejó a nuestra disposición gratuitamente las bicicletas, canoas y gafas de snorkel.

En temporada alta, los bungalows rondan los 400 baths (10,35€), las habitaciones 600 (15,52€) y además monta tiendas de campaña por 250 baths (6,46€). Un día, charlando con ella, nos contó que le encanta tener viajeros de todo tipo en su hotel, sin diferenciarles según su presupuesto. Dada quiere su hotel abierto para todo el mundo y si algún mochilero llega con su propia tienda de campaña o hamaca será bienvenido. No paraba de repetir: “si el viajero esta feliz, yo estoy feliz”. Todos contentos.

Y eso no es todo… hubo un día que nos regaló una experiencia única.  Fuimos de pesca con la gente de su hotel en la misma playa de enfrente. Cuando la marea baja, puedes andar hasta un kilómetro hacia dentro. Obviamente aceptamos y pudimos ver y ayudarles (en lo que fue posible) a pescar con redes a pie. Fue muy divertido y la cena posterior estuvo genial 😉

DÓNDE COMER

Poco os podemos contar ya que comimos y cenamos TODOS los días en el hotel. Dada cocinaba o iba a comprar la comida fuera por unos precios mejores que los que nosotras habíamos visto por el pueblo. Como por ejemplo un Pad Thai por 40 baths (1€).  Al final de nuestros días en Koh Mook pagamos todas las comidas. Curries, pescado frito, calamares, pollo y todas las delicias que ella misma nos había cocinado por el precio que ella puso, más que justo.

CÓMO LLEGAR

Al ser temporada baja no había ferrys directos que conectaran Koh Lipe con las otras islas. Así que la única opción era ir por tierra en un largo paseo…

Esto es lo que hicimos:

Koh Lipe – Pak Bara Pier: ferry con la compañía Baramee por 350 Baths (9€). Tardamos 1:30h

Pak Bara Pier – Trang (estación de bus): Todas las agencias lo vendían por 200 Baths (5,2€), pero nosotras negociamos con el conductor de la minivan que hacía el transfer de Nok Air y conseguimos bajar hasta 150 baths (3,9€). Estamos seguras de que con más tiempo hubieramos conseguido mejor precio pero la minivan salía a las 11:30 y ya era la hora. El trayecto duró unas 2h. Intentaron hacernos bajar en una agencia de viajes diciendo que la furgoneta no iba hasta la estación de buses. Nos negamos y suerte. Al final nuestro conductor admitió que habíamos pactado la estación de autobuses y ahí nos llevó. Buen intento…

Trang (estación de autobuses) – Kuangtungku Pier: En la estación de autobuses de Trang tendrás que esperar a que la minivan se llene para poder salir. Nosotras esperamos como unas dos horas.. pagamos 100 baths (2,6€) y el trayecto duró más o menos una 1h.

Kuangtungku Pier – Koh Mook: Aquí tienes dos posibilidades. La primera es contratar un boat privado por 600 baths (15,5€) a repartir entre todos los presentes y la segunda es convencer a un pescador para que os lleve por un precio que negociéis. Nosotras optamos por la segunda opción para ir más deprisa ya que era tarde y pagamos 100 Baths (2,6€) por persona. El trayecto duró 30′.

Resumiendo: salimos de Koh Lipe a las 9 am y después de un ferry, dos minivan y un bote llegamos a Koh Mook a las 18h por un total de 700 Baths (18,1€) por persona.

¡VIAJERO! ¿Estás planeando tu próximo destino? Recuerda que por ser lector de La Mochila Inquieta tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes de IATI ¡Haz click en el enlace y te lo contamos todo!